Loading
Esta vaca está inactiva y no acepta más aportes. esta razón.

La razón por la cual esta Campaña se encuentra inactiva no ha sido divulgada por el equipo hazvaca.com

José y Molly, ayúdanos para ver sonreír a nuestros mellizos

$19,943.00
Raised of $200,000.00 Goal
9.9715% Completado (exitoso)
9%
Ya no queda más tiempo
Campaña Cerrada
José y Molly, ayúdanos para ver sonreír a nuestros mellizos

Les voy a contar la historia de mis mellizos, que ahora necesitan su ayuda: 

Nacen mis mellizos a las 26 semanas de gestación (6 meses), un niño y una niña. Preciosos angelitos, decididos por luchar y ayudar a Dios para terminar el milagro que inició con su concepción. 


Mi hija llega al mundo en un parto expulsivo muy violento con astresia esofágica, es decir que su sistema digestivo no se terminó de formar y no puede alimentarse normalmente pues no tiene conexión hacia su estómago. La solución fue ponerle un tubo y una cirugía, en al que se descubrió que definitivamente es necesario esperar hasta poder hacer una conexión un poco más adelante, cuando mi chiquita tenga más fuerzas. Pese a todos los esfuerzos su alimentación es complicada y necesitó una transfusión de sangre para superar la anemia post-quirúrgica. Sus pulmones tampoco están completamente formados, respira con la ayuda de una máquina y por si fuera poco tiene una leve insuficiencia cardíaca. 

Lucha cada segundo en este mundo. 


Mi hijo, que nación a continuación, llegó aparentemente más fuerte...o así pensábamos. Nació de pie (parto podálico), por lo que no fue muy fácil tenerlo con nosotros. Nació con un problema cardíaco (membrana hialina) y con sus pulmones inmaduros, por lo que ha necesitado sangre, plasma, antibióticos, etc. 


Sufrió una hmorragia intraventricular (sangrado cerebral) que está siendo tratada con medicación y manteniendolo dormido con un coma inducido, para que no se mueva y su cuerpito logre reabsorber ese derrame. 

Está bastante más delicado que su hermanita. 

Me dicen que mis niños tendrán que permanecer en Terapia Intensiva por lo menos dos meses más, si todo sale bien, lo que sería como completar 38 semanas de gestación. 

Los visitamos tres veces al día, pero ni siquiera los podemos topar. Incluso la cirugía de mi nena se realizó sin llevarla a quirófano, pues es muy peligroso mover su termo-cuna, sin embargo nos pone felices que ya ambos están tomando leche de mama, así sea por un tubo. 

Cuando escuchan nuestras voces, enseguida comienzan a moverse. No puedo explicar la emoción que nos causa saber que estamos conectados con nuestros niños, aunque ni siquiera nos pueden ver! Escuchamos música juntos, les hablamos de los pajaritos, del sol, del gato que los espera en casa, de cuanto los amamos y esperamos. 

Todos los días hay alguna complicación, pero también todos los días superan algo más, son mis campeones, un ejemplo de lucha por la vida. No paramos de orar para que Dios complete el milagro que inició con la concepción de nuestros hijos, esperamos que el tiempo pase rápido y poder tocarlos, besarlos, sentirlos en nuestros brazos. 

Nuestro corazón y alma está con nuestros bebés, pero todos los días la cuenta del Hospital crece como un obstáculo más, que humildemente debemos admitir, no podemos superar solos. 

Las termo cunas tienen un costo bastante alto que se multiplica en nuestro caso por 2 bebes y durante mínimo 2 meses, eso sin contar con las numerosas intervenciones quirúrgicas y medicamento que requieren mis chiquitos. 

Ahora el mayor anhelo es ver la sonrisa de nuestros niños en nuestros brazos, pero siendo realistas, para cuando esta pesadilla acabe, vamos a tener que pagar una cuenta (calculada en $200.000 como base) que nos permita llevar a nuestras criaturas a su hogar y para eso pedimos de su humanidad. 

AYÚDANOS A LOGRARLO!

LA SONRISA DE UN NIÑO NO TIENE PRECIO


Team

  • No hay Actualizar para esta Campaña

Publicar un Comentario

  • No hay Comentarios para esta Campaña.